CÁLCULO DE LAS RETENCIONES A CUENTA DEL IRPF 2016

En 2016 entra en vigor la segunda parte de la bajada en las retenciones al IRPF. Si quieres saber cuál es el importe de las retenciones que se van a aplicar en las nóminas…

En cuanto a las retenciones sobre rendimientos del trabajo, antes de calcular su importe es fundamental comprobar que no se esté exento de la obligación de  retener.

Dependiendo de la situación familiar del contribuyente, no existe obligación de retener si no se perciben ingresos superiores a los señalados en la siguiente tabla.

1r.jpg

Sobre el límite exento hay que saber que:

  1. Los hijos y otros descendientes a computar son los menores de 25 años, o mayores de dicha edad si son discapacitados, que convivan con el contribuyente y no tengan rentas anuales superiores a 8.000 euros, excluidas las exentas.
  2. A los trabajadores con contratos de duración inferior a un año de duración, obligatoriamente se les practicará una retención del 2% COMO MÍNIMO, sin que les sea de aplicación la exención de retener por percibir rentas por debajo de los límites establecidos. Ojo que más de uno entiende que “a los trabajadores con contrato inferior a un año de duración se le retiene un 2% y punto“. Pues no, el 2% es lo mínimo a retener, de ahí para arriba en función de las retribuciones que perciba y de su situación familiar.

Los ingresos que se tienen en cuenta para calcular las retenciones, son los ingresos que previsiblemente se vayan a obtener en el año natural. Se presumirá que como mínimo se va percibir la misma cuantía que durante el año anterior, salvo que se pueda acreditar de manera objetiva que se va a percibir un importe inferior.

Con este punto ocurren dos cosas:

  1. Si los ingresos son inferiores al año anterior, los programas de nóminas no lo tienen en cuenta hasta que se realiza una regularización, por lo que el programa aplica la misma base de retención que el año anterior. Aquí el problema es el consecuente enfado del trabajador que cobra dos veces menos, una por que le han bajado el sueldo, y otra porque se le retiene de más.
  2. Si los ingresos aumentan durante el transcurso del año, el programa tampoco lo tiene en cuenta, y se le retiene de menos. El problema viene cuando la regularización no se realiza en el mes de la variación, y se hace en octubre (incluso hay quien lo hace en diciembre) y al trabajador se le pega un auténtico rejonazo en las últimas nóminas del año, y también se cabrea y con razón.

La solución está en que las empresas realicen las regularizaciones potestativas de abril y julio, para ir comprobando la evolución de los sueldos y las retenciones. Pero es necesario advertir, que solo se podrán modificar las retenciones cuando se incurra en una de las causas tasadas en el artículo 86 del Reglamento del IRPF.

A grosso modo, en la siguiente tabla se puede ver como quedaría el sueldo neto de un trabajador, una vez practicadas las retenciones a la Seguridad Social y en el IRPF.

2.png

En el siguiente enlace, se puede acceder a la aplicación que facilita la AEAT, y en la que se puede obtener un cálculo exacto de la retenciones sobre rendimientos del trabajo en función de la situación personal y familiar de cada uno.

Sobre esta aplicación es muy importante tener en cuenta que se tienen que incluir los gastos de las cotizaciones a la Seguridad Social que soporta el trabajador, que son un 6,35% sobre el salario bruto anual en los contratos indefinidos y fijos-discontinuos, y del 6,40% en los contratos eventuales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s